Usted está aquí: Inicio Areas Gabinete de estudios Noticias Sobran razones para aumentar el salario mínimo
Noticias

Sobran razones para aumentar el salario mínimo

03/11/2016
El salario mínimo es excesivamente bajo, tanto que se sitúa por debajo de la línea de pobreza en Hego Euskal Herria. No es justo que se apliquen políticas neoliberales que empobrecen a la población y a la clase trabajadora.

El salario mínimo es objeto de diversos y profundos debates. Algunas personas opinan que es un factor que genera desempleo, hay quienes lo consideran un garante de la dignidad y también quienes lo consideran un mínimo insuficiente.

El importe del salario mínimo es innegable, en el Estado español se sitúa actualmente en 655,20 euros al mes en 14 pagas (764,4 euros en 12 pagas). Lo percibe el 13% de la población, cuando en la Unión Europea quienes perciben el salario mínimo son el 9%. Es por ello que un incremento del salario mínimo generaría un aumento del bienestar de una parte considerable de la población.

El director en el Estado español de la Organización Internacional del Trabajo, Joaquín Nieto, acaba de constatar que existe gran margen para aumentar el salario mínimo. Y, no solo eso, afirma que una subida del salario mínimo lograría que muchas personas trabajadoras salgan de la situación de pobreza en la que se encuentran inmersas.

Hoy en día el importe del salario mínimo en el Estado español equivale al 41% del salario medio, un porcentaje mucho menor en Hego Euskal Herria (ya que aquí los salarios son superiores). Atendiendo al margen del 40%-60% del salario medio como forma de calcular el salario mínimo óptimo, en el Estado español se podría incrementar el salario mínimo a casi 1.000 euros mensuales (ya que en salario medio es de unos 1.650 euros). En Hego Euskal Herria el salario mínimo se podría establecer en una cuantía aún mayor, ya que el salario medio es de casi 2.000 euros. Es decir, el 60% del salario medio en HEH sería de unos 1.200 euros mensuales, cuantía en la que se podría establecer el salario mínimo en nuestro país.

Tomando como referencia la riqueza monetaria oficial generada por cada habitante, o PIB per cápita, el salario mínimo equivale al 28,4% en la CAPV y al 31,7% en Navarra (en el Estado español 39,2%). Un salario mínimo equivalente al 50% del PIB per cápita supondría 1.332,91 euros al mes en la CAPV en 12 pagas y 1.194,88 euros en Navarra.

Hay quien pensará que es imposible destinar el 50% del PIB, y no es eso lo que se propone en este texto: establecer un salario mínimo equivalente a la mitad del PIB per cápita favorecería las a las personas con trabajos más precarios y empobrecidos. Desde luego ese salario mínimo no favorecería a toda la población que se tiene en cuenta a la hora de calcular el PIB per cápita como menores de edad, personas jubiladas o desempleadas, entre otros; ni tampoco a quienes tienen salarios por encima de dicho importe.

Observando a Europa, cabe decir que el salario mínimo de Bélgica se sitúa en el 50,8% de su PIB per cápita, en el Estado francés en el 53,4% y en Alemania en el 46,3%: no es ningún disparate establecer un salario mínimo equivalente al 50% del PIB per cápita.

Además, en los últimos años se ha producido una importante devaluación salarial en el Estado español, mientras que la productividad ha aumentado enormemente. Una razón más para afirmar que el salario mínimo se ha de incrementar.

 

Comparación entre el SMI y otras cuantías de relevancia en 2015

(último dato de pobreza relativa del 2014)

Euros al mes

en 12 pagas

SMI

Pobreza relativa

%50 del PIB per cápita

60% del salario medio

CAPV

756,70

812,00

1.332,91

1.169,95

Navarra

833,00

1.194,88

1.049,03