Sin huelgas no es posible una acción estratégica con LAB

2018/03/07
El conflicto, la acción, la praxis... son elementos esenciales para un sindicalismo reivindicativo. Sin una praxis, donde la huelga debe ser un elemento esencial, el sindicalismo se queda en la mera retórica. Sin conflicto y huelgas no es posible dar marcha atrás a los recortes, ni ser efectivo en la lucha contra la precariedad. Mal vamos si la huelga se le atraganta al movimiento sindical.

Es una muy mala noticia que LAB haya decidido descolgarse de la huelga en tres sectores de la educación pública (Educación Especial, Limpieza y Cocina y Haurreskolak). LAB no puede explicar esa decisión por los contenidos firmados porque son muy malos. La explicación que ha dado para firmar es muy preocupante: “somos la primera fuerza en esos sectores y hemos decidido actuar con la responsabilidad política que nos corresponde por ello”. Donde LAB es mayoría “actuar con responsabilidad” significa que no hay huelga.

Se trata de sectores muy feminizados (más del 90% de la plantilla) y, precisamente por ello, los más precarios dentro de la educación pública. En Cocina y Limpieza hay un 64% de temporalidad, en Educación Especial, un 58%, y en Haurreskolak, un 41%. Se han perdido cientos de puestos de trabajo; las cargas de trabajo han aumentado de manera notable; muchas de las jornadas son parciales, precarias, incluso hasta en fraude de ley. Si reparamos en los salarios, son entre un 12 y un 35% más bajos que la media de los salarios en la educación pública. Y la propia supervivencia pública de estos sectores está en juego. Los acuerdos firmados por LAB, CCOO y UGT no resuelven nada de eso, más bien lo perpetúan. LAB lo sabe y no le ha importado.

El Gobierno vasco valora positivamente la decisión de LAB. ¡Cómo no! El sindicalismo “responsable” siempre es bien valorado por patronales y gobiernos.

Lo que han hecho nos preocupa mucho porque, si el objetivo de LAB es desmovilizar, no es posible una acción estratégica con ellos.

ELA trabajará para mantener la enorme movilización lograda en la educación pública. Sólo la movilización obligará a moverse al gobierno y posibilitará que reviertan los recortes y pongan fin a la precariedad.

El sindicalismo reivindicativo se construye desde una práctica concreta, desde la acción reivindicativa. En ese camino es posible el encuentro y la acción estratégica; fuera de él, no.