ELA anima a las direcciones de los centros, al profesorado y a las familias a seguir la estela del Colegio de Castejón y salirse cuanto antes del PAI, como prevé la resolución 431/2021, hoy hecha pública

29/10/2021
El Departamento de Educación acaba de convocar el procedimiento para que los centros de Educación Infantil y Primaria de Navarra puedan acceder o salir de los programas de aprendizaje de asignaturas EN lenguas extranjeras para el curso 2022-2023. Lo acaba de hacer sin previo aviso a las direcciones de los centros, contrariamente a su proceder con otras resoluciones, pero nos consta que hay bastantes centros que están esperando esta oportunidad para abandonar el PAI como lo ha hecho Castejón, y como lo hacen tantos centros en tantas CCAA.

ELA recuerda que estos programas, mayoritariamente en inglés, fueron impuestos de forma masiva en multitud de centros de Navarra por los gobiernos de UPN-PSN. Este proceso se llevó a cabo sin contar con una evaluación y análisis previos del programa y sin tener en cuenta la opinión de expertos en enseñanza de idiomas, tampoco de los claustros de los centros educativos. De hecho, los de Ablitas, Cascante, Huarte, Gares y Orkoien se mostraron públicamente en contra. La incorporación de centros se hizo en la mayoría de las ocasiones en contra incluso de los criterios técnicos de la Sección de Inglés y del Servicio de Inspección Educativa del propio departamento de Educación, que dimitió en masa y dejó solo al entonces consejero Iribas.

A día de hoy, en más de 50 localidades y más de 100 centros en Navarra, el aprendizaje en lengua vehicular extranjera es la única opción que padres y madres tienen para matricular a sus hijos e hijas. No olvidemos que todo el alumnado navarro ya estudiaba y estudia idioma extranjero en los distintos modelos sin invadir otras materias y con buenos resultados.

Usar una lengua extranjera como vehicular en la mitad del horario semanal no se hace en ningún país: estos programas suponen un vaciamiento de los currículos, un esfuerzo extra enorme para el alumnado (ni que decir para aquel con dificultades de aprendizaje o necesidades especiales) y una puerta para la segregación del mismo, que va descolgándose según su “adaptabilidad” a dicho programa. Esto hace que el alumnado en peor situación socio-económica sea el más desfavorecido, pues sus progenitores no tienen por lo general conocimientos de ese idioma y no cuentan tampoco con los recursos económicos para permitirse clases particulares con las que compensar la exigencia añadida de idioma extranjero para materias troncales (matemáticas, ciencias sociales, ciencias naturales, historia…). Los mismos inspectores del departamento ya constatan este problema.

Denunciamos la irresponsabilidad del Departamento de Educación, que quiere elaborar un decreto para dar continuidad al PAI y pretende que Madrid cambie el Real Decreto 276/2007 para el ingreso y acceso a la función pública docente exigiendo titulación de inglés para docentes generalistas.

En definitiva, todo esto está causando un palpable perjuicio en nuestro sistema educativo y en la calidad de la enseñanza que recibe nuestro alumnado, precisamente a una edad en la que debería afianzar la lectoescritura en lenguas maternas y propias de Navarra a la vez que asimila en las mismas los conocimientos básicos en las primeras etapas de la educación.

Es por estas razones que ELA invita a las direcciones de los centros, al personal docente y a las familias a que muestren su rechazo a estos programas en las votaciones de claustro y consejo escolar que se realicen al respecto. En la red concertada, sufragada con fondos públicos, el Gobierno de Navarra cambió la normativa para que sea la patronal unilateralmente la que decida continuar o sumarse a esta sinrazón, sin contar con claustros ni consejo escolar. Salir cuanto antes es crucial para paliar en lo posible los graves perjuicios que la enseñanza en lengua extranjera vehicular ha causado y está causando en nuestros/as estudiantes.

Apostamos por parar el rumbo mercantilizador de las leyes educativas y por mejorar la enseñanza DE lenguas extranjeras, priorizando un enfoque práctico y comunicativo, en grupos reducidos, con desdobles, con auxiliares de conversación e intercambios lingüísticos que faciliten un contexto más real y efectivo para el aprendizaje y uso de idiomas.