El nuevo Salario Mínimo Interprofesional seguirá siendo insuficiente

05/12/2016
El aumento anunciado para el SMI de 2017, del 8%, es insuficiente y deja la puerta abierta a posibles incumplimientos. Además, este anuncio esconde recortes del gasto público y subidas de impuestos indirectos.

El incremento del SMI se realiza tras años de pérdida de poder adquisitivo. Con la subida, el nuevo importe sea de unos 825,55 euros al mes en 12 pagas (707,60 euros en 14 pagas), muy lejos del valor que tiene el SMI en países de nuestro entorno como Estado francés (1.457,52 euros), Alemania (1.440 euros), Bélgica (1.501,82 euros)... Esto significa que el salario mínimo estará lejos de cubrir las necesidades de quienes lo perciban.

Con una mayor problemática en Hego Euskal Herria, el nuevo SMI tampoco será suficiente para lograr que quienes lo perciban salgan de la situación de pobreza en la que les sumerge actualmente. Además, seguirá estando muy lejos del 50% de la riqueza media por habitante así como del 60% del salario medio.

De hecho, cabe la posibilidad de no aplicar el incremento del SMI a todas las personas y en todos los aspectos en los que se aplica; ya que el Gobierno determinará su afectación real más adelante.

Y lo que es aún más grave, esta medida viene acompañada de un fuerte recorte del gasto público (de 5.000 millones de euros) y de incrementos en impuestos (esperan recaudar 7.000 millones más, una parte importante de ellos procedentes de impuestos indirectos como tabaco, alcohol, etc.). Es decir, las arcas públicas ingresarán más pero destinarán menos a cubrir las necesidades de la ciudadanía.

Por todo ello, ELA reclama un salario mínimo de 1.200 euros así como revertir las medidas neoliberales como las que recortan el gasto público o las que graban con impuestos a toda la población mientras exentan a la clase capitalista.